Tus clientes quieren disfrutar de una buena comida en un ambiente relajado. Muchas veces vienen a hacer negocios, y es importante que se puedan entender bien entre ellos y no tengan que gritar. Una mala acústica hace del restaurante un espacio poco confortable, y no se ajusta a la calidad del menú y del cliente deseado. Al entrar al local, la primera impresión es la cantidad de ruido que hay en el local, y esto puede ser decisivo en si nos quedamos o no. Determinamos la calidad del restaurante, no solo por el aspecto visual, sino por la sensación de confort. 
Lo mismo ocurre una vez hemos terminado la comida. Cuántos clientes salen de un restaurante diciendo: la comida estaba muy buena, pero ¡qué ruido había! Ahí estamos perdiendo la fidelidad del cliente.
 

¿Por qué hay mala acústica en el local?

Tenemos una sensación de poco confort, cuando hay mucha reverberación, mal llamado reverberancia, cuando hay como eco. Basta con que haya 2 o 3 mesas para que parezca que haya 20, y ya se esté incómodo. Esto ocurre porque:
 
• los materiales son reflectantes. Cuando hay mucho cristal, hormigón, o paredes de alicatado. Estos materiales son los más reflectantes. Por eso, cuando abrimos las ventanas hay menos reverberación. El aire tiene una absorción máxima. 
• Pocos materiales absorbentes. Antes los restaurantes tenían muchas cortinas, muchos manteles, tapices, incluso moquetas! Ahora por cuestiones de estética e higiene ya no queda material absorbente. 
• Cuando la altura es más de 3 m. El tiempo de reverberación está directamente ligado a la altura de la sala, por lo que cuanto más alto, más reverberación hay.
• Cuando la habitación tiene todas la paredes paralelas. La típica proporción de caja de zapatos, es perjudicial. 
 

¿Cómo se puede solucionar el eco, y la reverberación? ¿Cómo Quitar el ruido en un Local? Añadiendo paneles fonoaborsorbentes decorativos o cuadros acústicos decorativos en la sala. Pueden ser tanto paneles acústicos decorativos de pared  en forma de cuadros acústicos decorativos personalizados, o paneles acústicos decorativos en el techo. Se pueden comprar de varios tamaños y de cualquier color para que se adapte a la estética del restaurante. 

 
Por ejemplo, se pueden pegar al techo directamente, con una cola especial que se aplica con una pistola de silicona. O también se pueden colgar del techo como si fueran nubes acústicas. 
Cuando se ponen en las paredes, se pueden poner varios paneles acústicos juntos, formando un cuadro de color liso, o se pueden serigrafiar con un motivo personalizado. 
Para calcular la cantidad de paneles que son necesarios en tu local, tienes que contar aproximadamente con un 50% de la superficie del local. 
Por ejemplo, si tu local tiene 5 m de ancho y 9 m de largo: la superficie es de  45m2. 
Entonces tienes que poner unos 23m2 de paneles acústicos fonoabsorbentes. 
¿Qué te parece si pones unos paneles de 50x50cm repartidos en el techo? 
La superficie del paneles de 50×50 es 0.25m2, por lo que serán necesarios 92 paneles (23m2/0,25m2). 
¡Ya sólo te queda decidir el color, comprarlos en la tienda, y colocarlos tú mismo! 
 
Aquí tienes unas referencias de restaurantes que han resuelto los problemas de reverberación y eco en su salón con paneles acústicos fonoabsorbentes. 

Déjate asesorar por nuestros profesionales y le sacarás el máximo partido a los paneles sineco. Danos todos los detalles de tu proyecto y te enviaremos una propuesta personalizada.